13

     El sexto disco en estudio del combo británico Blur (Colchester, England. Formado por Damon Albarn: voz, teclados y caja de ritmo; Graham Coxon: guitarra; Alex James: bajo y Dave Rowntree: batería) apareció en 1999 y significó una vuelta de tuerca para un grupo encasillado en el género conocido como britpop o lo que es lo mismo, música pop hecha a base de guitarras electrificadas con énfasis en la melodía, en la más pura tradición de los grupos ingleses de la década de los sesenta. Blur debía cambiar porque al ser máximo representante del movimiento “casi mueren cuando el género mismo murió”[1].

Mientras Oasis -grupo archirrival de Blur según los medios británicos- interpretaba un rock sencillo con melodías beatlescas estableciendo una fórmula que les había funcionado en cada placa, Blur crecía musicalmente e incorporaba diversos estilos a sus producciones, respetando siempre las raíces en los nombres de The Jam, The Beatles, The Stone Roses, The Small Faces, The Who y muy especialmente, The Kinks. El “13” constituye el clímax creativo del grupo, en el se perciben influencias de la música electrónica europea setentera, particularmente los sonidos de bandas alemanas como Faust, Kraftwerk y Can, así como la obra de magos electrónicos como William Orbit, Underworld y Aphex Twin. Tales agrupaciones afectaron también la forma de hacer música de Radiohead en sus grabaciones, “Kid A” (2000) y “Amnesiac” (2001), pero eso es harina de otro costal.

Rolas como “Battle”, “Trimm Trab”, “B.L.U.R.E.M.I.” y “Swamp Song” ejemplifican lo anterior. Sin embargo, el grupo no deja de lado el sello pop que le caracteriza y entrega “Tender”, “Cofee & TV” y “No Distance Left To Run”. Este álbum representa “la ambición del grupo de expandir sus horizontes emocionales y musicales”[2] y según críticos como Heather Phares fue un intento fallido y auto indulgente. El disco fue bien recibido por los fans pero al interior del grupo las tensiones eran cada vez mayores porque al año siguiente se dio la salida del guitarrista y arreglista Graham Coxon y la conformación de un nuevo proyecto encabezado por Damon Albarn: la banda virtual Gorillaz. Blur regresó en 2003 con “Think Tank” pero no obtuvo los mismos resultados artísticos de antaño. El “13” se convirtió en un monstruo que se tragó a sus gestores, algo muy común entre los grupos de rock.

 Israel Nungaray González (marzo de 2009)


[1] Stephen Thomas Erlewine, “Blur” en http://www.allmusic.com/cg/amg.dll?p=amg&sql=11:j9fpxqq5ld0e~T1, 3 de marzo de 2009

[2] Heather Phares, “13” en http://www.allmusic.com/cg/amg.dll?p=amg&sql=10:fjfrxq8jldse, 3 de marzo de 2009

Advertisements

About Israel Nungaray

Observador miope
This entry was posted in Música, Reseñas and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s