Revés/Yo Soy: El que arriesga no siempre gana

Por Israel Nungaray González

    A principios de los noventa apareció en el firmamento musical mexicano un cuarteto de jóvenes oriundos de Ciudad Satélite, Estado de México con una propuesta hasta entonces inédita: su vestimenta e instrumentos les hacían parecer más un grupo de soneros veracruzanos pero el carácter versátil de su música impedía una categorización tajante. Sin embargo fueron ubicados como rockeros por las influencias que manejaban y el medio en el que se desenvolvían (tocaban en lugares como Rockotitlán en el D.F. y entre sus admirados estaban Los Xochimilcas, Kraftwerk, Rodrigo González, Rush y Botellita de Jerez, entre otros). Utilizaban guitarras acústicas y eléctricas, jarana, batería programada electrónicamente, sintetizador y tololoche. Desde su primera grabación homónima destacó la habilidad que tenían para manejar diversos estilos, hecho que quedó demostrado en su segundo disco titulado Re (1994), el cual resultó todo un mosaico de géneros musicales pues lo mismo había bolero y punk que danzón, funk y polka.

Hacia finales de la década Café Tacvba era el grupo de rock nacional más conocido dentro y fuera del país, cada producción que aparecía en el mercado era recibida con beneplácito por sus fanáticos. Por eso resulta tan peculiar el álbum doble Revés/Yo Soy (1999), un disco mitad instrumental, mitad canciones hecho por un conjunto mexicano perteneciente al mainstream (1). Los tacubos se atrevieron a desafiar a la industria con un producto hasta entonces inédito tanto para ellos como creadores, como para los escuchas que les seguían. “Café Tacvba ha muerto” (2) decía el periodista Felipe Viterbo. Por otra parte, la calidad de la música contenida en el plato es excepcional. Si bien el primer disco -Yo Soy-, es una buena colección de canciones, para el segundo –Revés-, prescindieron de la voz y decidieron ejecutar sus instrumentos con entera libertad. Así mismo, contaron con la colaboración de músicos invitados como el grupo de cámara Kronos Quartet y la producción de Gustavo Santaolalla y Aníbal Kerpel.

La trascendencia del disco a nivel crítica fue algo sin precedentes: “…frente al new age es una herejía, frente a la música electrónica es puro folclor y frente al rock mexicano es uno de los mejores discos de toda la historia” (3). Los halagos otorgados a este record fueron de tal magnitud que en el extranjero fueron comparados con Frank Zappa y The Beatles. El riesgo fue tomado y aunque Café Tacvba creció enormemente a nivel artístico perdió parte de sus seguidores y por obvias razones, las ventas de su cuarto larga duración no fueron tan elevadas. Han pasado nueve años desde la aparición de aquel mítico y sobre todo, sorpresivo trabajo con el que los tacubos se ganaron el respeto de propios y extraños hacia su música.

(1)Dícese de una forma de música popular aceptada por la mayoría. Dicho público no requiere de un gran conocimiento en la materia para lograr entenderla. Ejemplos: soft-rock, dance y pop. (http://www.answers.com/topic/mainstream?cat=entertainment, 5 de Julio de 2008.

(2)Viterbo, Felipe. “La muerte de Café Tacvba…como los conocimos” en: Switch, Nº 34, Julio de 1999, p. 28.

(3)Viterbo, Felipe, “Disco del Mes” en: Switch, Nº 37, Octubre de 1999, p. 73.

 

Publicado originalmente en itinerariohistorico.blogspot.com en julio de 2008

Advertisements

About Israel Nungaray

Observador miope
This entry was posted in Música, Reseñas and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s