Michael Jackson’s Dangerous (breve reseña)

Michael Jackson ‘Dangerous’ (1991)

    1991, año en que la fama de Mariah Carey subía como la espuma y el grupo de rock Nirvana sacaba al mercado su segundo larga duración, primero con una disquera trasnacional. En México, el presidente Carlos Salinas de Gortari le decía al pueblo que estábamos a un paso de llegar al primer mundo, todo era cuestión de hacer algunos ajustes en la economía y confiar en él para poder llevarlos a cabo.

Michael Jackson regresó ese 1991 con un álbum llamado Dangerous, un disco poco valorado que merece salir del desván. El llamado “rey del pop” alcanzó la cima de su popularidad en la década de los ochenta, periodo en que salió al mercado su aclamado LP Thriller (1982), nada menos que el disco más vendido de la historia de la música (más de 70 millones de copias), y un lustro después, Bad, en co-producción con Quincy Jones. El chico pasó de ser un ídolo juvenil a todo un fenómeno. Dangerous fue un trancazo en ventas (30 millones de copias en todo el mundo y número uno en las listas de Billboard[1]) y mantuvo vigente a Jackson durante los noventa.

La música contenida en la grabación (de excelente producción por cierto, muy acorde con la época) se diferencia de los trabajos anteriores de MJ por contener en sus arreglos una mayor cantidad de sintetizadores, así como coqueteos con el rap, tan en boga por esos días. Por otra parte, continuaba con un excelente manejo de los ritmos negros –Funk, R & B, New Jack Swing y Soul- y su notable calidad como vocalista y bailarín que le hicieron merecedor por mucho tiempo del mote antes mencionado. Algunas de las rolas destacadas son “Who is It?”, “Keep the Faith”, “She Drives Me Wild”, “Remember the Time”, “Will You Be There”, “Jam”, “In The Closet”, “Give In To Me” (con Slash en la guitarra) y la pieza titular. Es menester señalar que de los 14 tracks contenidos en Dangerous, 9 fueron sencillos, lanzados en un lapso de dos años. Jackson vivía una nueva etapa en su carrera y supo adaptarse a los nuevos tiempos, entregando el mejor opus de toda su vida.

Lo que siguió fue una gira mundial que incluso llegó a México (Estadio Azteca, 1993). El éxito le sonreía al músico negro más popular de la historia. Lamentablemente los escándalos de su vida personal sobrepasaron los logros obtenidos como artista. Sin embargo queda Dangerous (junto al resto de su discografía) como testimonio del inegable talento del irrepetible Michael Jackson.

 

[1] http://fanofmusic.free.fr/Site-MJpart-LesChiffres-Dangerous.htm 17 de julio de 2008.

Advertisements

About Israel Nungaray

Observador miope
This entry was posted in Música, Reseñas and tagged , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s