Django Unchained: not good enough

      Es la película de Quentin Tarantino con mayor presupuesto (100 millones de dólares), es el enésimo tributo del cineasta estadounidense a uno de sus géneros predilectos. Puedo afirmar que es una buena película que cumple con los cuatro aspectos principales de un filme: actuación, dirección, fotografía y guión[1]; sin embargo considero que en los rubros de dirección y guión, Tarantino se durmió en sus laureles. Su capacidad e inventiva han quedado demostradas en trabajos previos, por lo que el sabor de boca que deja en buen número de espectadores es magro. Aplaudo el atrevimiento de presentar un Spaghetti Western con una historia épica, tan similar a las andanzas a veces inverosímiles de Clint Eastwood en las cintas de Sergio Leone y combinarla con fantasía, efectos especiales y splatter, lo que critico es el resultado final. Desde mi punto de vista se excedió al prolongar la historia después de la escena de la matanza en la casa de Calvin Candie. Me gustó la película pero esperaba algo más y no por los comentarios favorables que he escuchado y leído, sino por el antecedente de Tarantino. Ha entregado mejores obras y tenía la oportunidad de hacer algo histórico con Django pero… no lo consiguió.

Django-Unchained-wallpapers-1920x1200-2

Las actuaciones se cuecen aparte. Jamie Foxx, el protagonista, realiza una representación aceptable y creíble. Django no tenía sed de venganza pero una vez obtenida la libertad ayudado por el doctor Schultz entiende –eventualmente- que es posible recobrar lo perdido y acepta ir en la busca de aquellos que le hicieron daño mientras fue esclavo. Django rompe con las convenciones de la época, dos años antes del inicio de la Guerra Civil estadounidense (1863), porque porta un traje, monta a caballo y acompaña a un blanco. Su marco de presentación es menos inusual que su propósito.

El más destacado sin duda es Christoph Waltz[2], no solo le queda como anillo al dedo el personaje del odontólogo retirado reconvertido a caza recompensas, King Schultz, sino además llena la expectativa del público que disfrutó su formidable trabajo en Inglorious Basterds y esperaba un desempeño a la altura de su incursión previa como el Coronel Hans Landa. Así fue, y como dijo el actor austriaco en la entrega de los premios de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas (Óscar) el 24 de febrero de 2013, el papel del Doctor Schultz fue escrito expresamente para él por Tarantino y debido a ese factor pudo interpretarlo de forma tan exacta. Waltz encarna a un Doctor Schultz plurilingüe, educado y con una aguda inteligencia tanto para moderar el ímpetu de Django como para que los planes de ambos surtan efecto.django-unchained-2

Leonardo Di Caprio fue el encargado de darle vida a Calvin Candie, millonario excéntrico dueño de la plantación Candyland a donde fue llevada Broomhilda Von Shaf (Kerry Washington), esposa de Django a trabajar como esclava de casa. Di Caprio presenta a un Calvin mimado, cínico, encantador, violento y calculador, las dos últimas características más que notables mientras goza las peleas de Mandingos y cuando descubre el verdadero propósito de la visita de Django y Schultz en su hacienda: comprar a Broomhilda, no a uno de sus peleadores como parecía en un principio. El trabajo de Di Caprio es excepcional, es un actor que mejora con cada filme realizado. A pesar de las buenas interpretaciones que ha hecho en cintas como The Aviator, J. Edgar y The Departed, su calidad no ha sido recompensada con algún galardón importante hasta el momento, es una lástima que la etiqueta de más “galán” que actor adquirida en su juventud siga siendo un obstáculo para que su labor sea  de forma justa.

Tarantino invitó de nueva cuenta a Samuel L. Jackson. Ahora interpreta un papel pequeño pero importante en el rumbo que toma la historia en el desenlace de la movie. Se trata de Stephen, el viejo encargado del grupo de esclavos y de cuidar la finca. Stephen es gruñón, mezquino, astuto, zalamero cuando así conviene y cruel a más no poder. Él informa a Candie que está siendo objeto de un engaño por parte de Schultz y Django, quienes pretenden llevarse a su esclava más bella y única bilingüe (habla alemán e inglés): Broomhilda. Jackson y su tremenda capacidad de intimidación en cualquier papel que hace facultan a Stephen de la credibilidad necesaria a la hora de condenar a Broomhilda como esclava sexual y a Django al destierro luego de la muerte de Candie y Schultz. Lo anterior ocurrido después de la tremenda balacera desatada porque Schultz no quiso cerrar con un apretón de manos el trato con el que Calvin le vendía a Broomhilda por 12, 000 dólares.Django-Unchained-Quentin-Tarantino

Es allí donde la película toma una dirección para mi gusto, errada. Pasó de Spaghetti Western con final atroz a la conocida fórmula romántica-heroica del cine gringo comercial. Tal vez la idea de Tarantino era jugar con el absurdo, burlarse un poco de lo típico y hasta de sí mismo (aparece como un vendedor de esclavos que muere rápido, por cierto, mal dirigida su actuación). En la secuencia final, cuando Django llega por Broomhilda, su caballo realiza unos pasos de baile que si bien restan solemnidad al acto del rescate también desconciertan a la audiencia.django-unchained-set

Entiendo que Tarantino tomó un riesgo, desde hace años anunció que haría un homenaje al spaghetti western, incluso había rumores en la red que afirmaban que la cinta sería un largometraje de 4 horas. Afortunadamente no duró tanto. De cualquier forma si el objetivo era combinar aventura, humor negro, gore, drama y acción sin traicionar su estilo y sin insultar la inteligencia de sus seguidores, en definitiva no pudo.

Quentin Tarantino, Django Unchained, Columbia Pictures, United States, 2012, 165 minutos.

Cuatro estrellas de calificación (y eso gracias al magnífico trabajo actoral)

Escrito por Israel Nungaray González en Ciudad Juárez, México. 12 de marzo de 2013.


[1] Quentin Tarantino obtuvo la estatuilla por el Mejor Guión Original en la entrega número 85 del premio Oscar (2013).

[2] Ganador como Mejor Actor de Reparto en la entrega número 85 del premio Oscar (2013).

Advertisements

About Israel Nungaray

Observador miope
This entry was posted in Artículo, Reseñas and tagged , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s