Análisis de la serie AC Milan-FC Barcelona en la UEFA Champions League

Ida en San Siro, Milano 
En la previa, ambos equipos rechazaban los juicios a priori emitidos por varios medios de comunicación. Ni los barcelonistas aceptaban el mote de favoritos ni los rossoneri admitían ser señalados como víctimas. El respeto entre los contendientes estuvo presente antes y después del partido de ida. La alegría cundió de un solo lado, el resultado en San Siro fue una ventaja de 2 goles a 0 a favor del cuadro italiano.

El marcador es engañoso y al mismo tiempo justo, no refleja superioridad futbolística y dominio en la cancha por parte de los diablos rojos pero si un mejor manejo del encuentro e inteligencia para tomar decisiones en cuanto a los tiempos del partido y los cambios del dibujo táctico. Un balde de agua fría a un Barcelona desconcentrado y falto de variantes. Allegri le había complicado dos partidos previos al Barça, tanto en su estadio como de visitante. Sacó un punto tras empatar a 2 en el Camp Nou en la primera jornada de la fase de grupos de la campaña 2011-2012. En la vuelta perdieron 3 a 2 con todo y Zlatan Ibrahimovic, no sin antes plantarle cara al mejor equipo de la época.65989250_65989248
Para esta nueva oportunidad las cosas no variaron en cuanto a valentía y atrevimiento por parte de los milanistas. En el primer tiempo Barcelona colocó sus tres líneas de siempre (4-3-3) y el Milan salió igual, solo que con la diferencia de que Boateng se botaba un poco para formar una línea de cuatro centro campistas cuando el cotejo lo requería, en ocasiones el parado fue de 4-5-1, el ecuador de la cancha estaba poblado por camisetas rojinegras, esto provocó que los visitantes no pudieran hilvanar más de tres pases consecutivos al frente sin perder la pelota o bien retrasándola para reiniciar la jugada.

En el segundo lapso la cosa no varió salvo que los rossoneri fueron al ataque en más de una ocasión y aunque perdían la pelota con frecuencia continuaron su propuesta con serenidad, paciencia y concentración. Por momentos Pazzini era el único jugador en punta, Boateng, El Shaarawy y hasta Zapata se entrometían en la media cancha para anular las intentonas azulgranas. Al ’56 el Milan tuvo una acción de tiro libre que golpeó a Zapata en una mano y el rebote le quedó franco a Kevin Prince que definió a la izquierda de Valdés. El rumbo del partido siguió por el mismo sendero, Barcelona tenía la pelota pero no concretaba ninguna acción de peligro, fue hasta el minuto 76 que Andrés Iniesta entró por la banda izquierda y realizó un disparo que pasó cerca del poste más lejano de Abbiati, quien a pesar del poco trabajo que tuvo cortó un par de balones aéreos. Un tiro libre que Xavi mandó por encima del marco milanista fue el último arribo importante para los visitantes. Acto seguido: Montolivo recuperó un balón en media cancha, cerca de la línea de cal. Envió un pase elevado a Niang quien recibió antes de ingresar al área, vio a El Shaarawy y le cedió el balón con torpeza, el italiano de origen egipcio controló el esférico con facilidad antes de asistir a Muntari que llegaba solo al área enemiga. Un zurdazo del ghanés enterró la esperanza barcelonista de obtener buena renta en la ida. 2 a 0, una ventaja corta pero manejable para la vuelta, algo que los italianos harían con ese oficio defensivo pulcro mostrado en el primer capítulo y que ha caracterizado a los cuadros transalpinos a lo largo de la historia.Lionel_Messi_2487738b

Vuelta en el Camp Nou, Barcelona
El FC Barcelona tenía una montaña por escalar, si bien 2 goles eran un marcador favorable en el papel por la condición de local y los sólidos triunfos del pasado reciente, no sería algo fácil de remontar ya que en el aspecto mental el AC Milan llegaba mejor, con la tranquilidad que brinda haber hecho la tarea en la primera parte del cruce. Los dos descalabros de los culés ante su archirrival Real Madrid por la Copa y la Liga provocaron un descenso en el ánimo y ponían en riesgo la continuidad blaugrana en el torneo continental.

Primer tiempo
Así pues, los temporalmente dirigidos por Jordi Roura formaron con Valdés en la puerta, Piqué y Mascherano como centrales con Alba y Alvés en ambas laterales. Los tres centrocampistas Iniesta, Busquets y Xavi; arriba Pedro, Messi y Villa. El 4-3-3 con el que también apareció el AC Milan (por momentos era 4-5-1 y 4-3-1-2) con el portero Abbiati, los defensas Mexes, Zapata, Constant y Abate, los mediocampistas Montolivo, Flamini y Ambrosini y los ofensivos El Shaarawy, Boateng y Niang.

El conjunto local ofreció un espectáculo de trabajo y constancia en la primera mitad. Apenas habían transcurrido cinco minutos cuando Lionel Messi recibió un pase de Xavi dentro del área y realizó un disparo al ángulo con poco espacio de maniobra entre 5 adversarios. Los defensores milanistas tenían que esforzarse al máximo para evitar la caída de su cabaña por segunda vez. Al minuto 12 Iniesta realizó un tiro peligroso que Abbiati rechazó, Messi efectuó un remate de cabeza que tocó la red por fuera. Lo más destacado en adelante fue el reacomodo de los italianos debido a la presión ejercida por los barcelonistas, desde la salida encontraban a un par de blaugranas que ahogaban sus intentos de armar una jugada, tal como ellos mismos lo hicieron en el partido de ida.lio gol

Estaba claro, a Barcelona le faltaba un gol para igualar el marcador global pero no lució desesperado, al menos por noventa minutos recuperó un elemento que había perdido en tres de los últimos 6 partidos: el control sobre sí mismo. El Milan colocó una línea de 3 zagueros que impedían triangulaciones del rival en el frente de ataque. Por su parte los locales abrieron la cancha, aprovecharon a Alves y Jordi Alba como extremos en ataques intercalados y tocaban menos la pelota antes de llegar al área; además de que en esta ocasión intentaron varias veces de media distancia. Por esa vía llegaría el segundo tanto al minuto 39. Iniesta le robó la esférica a Massimo Ambrosini antes de darle una asistencia a Messi que controló con derecha y pateó con la zurda entre las piernas de Mexes antes de batir de nuevo al arquero Abbiati.

La ocasión anterior al gol fue un contragolpe del Milan gracias a un balón que Javier Mascherano perdió con Niang. El joven francés se enfiló directo al enfrentamiento con Valdés, logró vencerlo pero su disparo golpeó la base del poste derecho. Esa fue la jugada clave del partido, un gol de la visita dictaba sentencia casi definitiva por el momento que vivían los culés. Por tal motivo el Barça desaceleró y prefirió defenderse en campo propio los minutos previos al descanso.
Segundo Tiempo


En el complemento la dinámica fue similar. El FC Barcelona consiguió el empate y era consciente que la remontada se consumaría hasta que la pelota entrara por tercera vez en el marco contrario. Al ’47 Messi tuvo una oportunidad, la desperdició porque no quiso darle el balón a David Villa que acompañaba por el costado derecho, en lugar de eso buscó su perfil y ejecutó un tiro suave que Abbiati contuvo sin problema. El resto del equipo entró en su estilo de siempre, tocando bien, con precisión y como apunté antes, llegaba rápido a posición de ataque.

El equilibrio se rompió al ’52 cuando Mascherano rechazó una pelota que Iniesta sirvió a Xavi, el Motor asistió de primera intención a David Villa que golpeó la bola con la izquierda dejando sin opciones al cancerbero visitante. El 3º había llegado. A partir de allí el ánimo quedó a favor de los anfitriones, el objetivo estaba cerca pero faltaba más de media hora y no podían dar por muerto a un club que ha sido 7 veces campeón de Europa. Allegri respondió mandando a la cancha a Robinho y a Muntari por Niang y Ambrosini respectivamente. La intención del estratega livornés era que el brasileño aprovechara su velocidad en el armado de un posible contragolpe.gol 2
Barcelona seguía muy concentrado en la parte baja, Mascherano y Piqué dieron un gran partido y hasta Alba bloqueó un tiro de Robinho en el área chica, la segunda llegada peligrosa del Milan en todo el encuentro. Era urgente buscar el gol que matara las esperanzas blaugranas y por esfuerzo no pararon Montolivo, Flamini y Robinho. No fue suficiente, Barcelona cambió el chip del llamado “tiki taka” sin profundidad de San Siro por el de la mesura para llevarse la victoria en casa. Al visitante no le quedó más que jugársela con otro atacante, por eso ingresó Bojan. Barcelona dio juego a Puyol y a Alexis Sánchez para refrescar la central y la banda derecha. Mascherano y Villa salieron entre aplausos, el asturiano más por el gol que por su desempeño general.

Los últimos 10 minutos entregaron un recital de pases barcelonista con un buen manejo de balón por los costados, el Milan se paró en 3-4-3 pero sin el balón en su poder y con un Barcelona tranquilo y contragolpeador no podía hacer gran cosa. En el descuento desperdiciaron un tiro libre al perder la pelota con Iniesta[1] y Messi. El argentino avanzó pausadamente hasta cederle a Alexis que corría a su derecha, el chileno cruzó un pase a un entusiasta y veloz Jordi Alba. Montolivo amagó con cortar la trayectoria del cuero que llegó al lateral izquierdo para que este cruzara a Abbiati logrando el cuarto gol de la noche. El FC Barcelona consiguió el pase a cuartos de final en la UEFA Champions League.

definición

Conclusión

El Milan ofreció una estrategia de resistencia con la esperanza de encontrarse un balón suelto para sentenciar la eliminatoria –lo tuvo en el tiro al poste de Niang- sin aferrarse al cliché del catenaccio por el que es conocido el fútbol de su país, recurso que le dio frutos tanto a Chelsea como a sus vecinos Inter de Milan en sus respectivas visitas al Camp Nou. Allegri quería ganar dando pelea y por momentos sus muchachos la dieron, solo que se encontraron con un Barcelona decidido y convencido, quizás a los rossoneri les faltó creer en su capacidad colectiva y dejaron todo a una posible genialidad de alguno de sus futbolistas. Bojan aportó más que Robinho y Boateng, el primero displicente igual que la temporada pasada y el ghanés-alemán desapareció a la hora buena. A Montolivo le costó trabajo multiplicarse y rendir en todas partes, no es fácil para ningún jugador. El Sharaawy se sacrificó por el equipo y en la creación quedó a deber. Los mejores: Bojan, Abate, Constant y Ambrosini.

Por su parte el FC Barcelona venía de una travesía del terror, continúa de líder en la liga española pero su honor quedó mancillado tras perder contra el Milan en la ida y con el Real Madrid en liga y en copa, necesitaba resarcirse y demostró que no perecerá sin dar batalla, el 4 a 0 es contundente. En mi opinión lo más rescatable fue la mentalidad, en la ida el equipo jamás se asentó en la cancha y todo le salió mal, estaban pensando en el Madrid y no atendían la realidad del partido que disputaban. En la vuelta ocurrió todo lo opuesto, salieron bien concentrados, presionaron al rival y la táctica de 4-3-3 no varió salvo en ciertos momentos de la contienda.unión

Si bien la conquista no significa que el equipo tenga casta de campeón, de nueva cuenta queda claro que en el futbol nada está escrito, el Barça tiene los arrestos para plantarle cara a quien sea, ya lo ha hecho; no obstante debe ir paso a paso. Ha dado el primero y me atrevo a decir que habrá influido la voz de mando de los líderes del vestidor en la energía de sus compañeros. Parafraseando al entrenador escocés Jimmy Sirrel, las declaraciones antes y después del partido salen sobrando, en la cancha gana el mejor equipo. El resultado es lo que cuenta al final del día y por eso el triunfo fue merecido gracias a un desempeño más efectivo que brillante, falta seguir con la misma serenidad y sobrellevar el resto de la temporada en lo físico y en lo futbolístico. El retorno de Tito Vilanova seguramente contribuirá en los rubros señalados. Los mejores del Barça: Mascherano, Iniesta, Busquets y Messi. Cheers.


[1] El manchego dio una exhibición magistral. Jugó como segundo contención al lado de Busquets, dándole salida al equipo y recuperando balones en ¾ de cancha. Intervino en 3 de los 4 goles blaugranas.

Escribió: Israel Nungaray González. Ciudad Juárez, México, 12 de marzo de 2013.

Advertisements

About Israel Nungaray

Observador miope
This entry was posted in Artículo, Football and tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s