Poemas cortos

Sapotoro

El sapotoro pasaba el día comiendo insectos y hierbas. Tomaba el sol en el estanque hasta que alguien lo atrapó, lo metió en una jaula y le cortó las patas traseras.

9 de julio de 2005

Falso anagrama

Sea jermu em zohi derper al becaza. Mondrete olí réam a sauca yusa. Derpón pro teslomarles, loso requía un hogoesda. (Junio de 2013)

Tu llegada

Te esperé y no llegaste, éramos varios treintañeros que gritábamos de nostalgia las canciones de los 90’s que escupían las bocinas del lugar. Miré todo el tiempo a la puerta y no llegaste. No importa, igual te vas a la chingada. (Junio de 2013)

Espía

Y te ví sentada allí, no brillabas pero lucías. No volteaste, es lo de menos. No quería verte, solo espiarte. (Junio de 2013)

La cajita 

Te extraño como amiga, nadie más ha escuchado con atención genuina cuando le cuento algo, personal o superficial. La otra cajita está cerrada y así como tú, también he perdido la llave (Mayo de 2013).

Inspiración

De repente escribes sin parar durante horas, días si es posible. Luego no escribes ni dos palabras, te olvidas de que tienes talento para eso y luego aparece algo o alguien que te inspira y retomas el ritmo. A veces la emoción te gana y no quieres detenerte hasta concluir el documento, no importa que duermas poco, peor si el escrito es por compromiso y obligación. El ciclo se cierra y sabes que después iniciarás otro. (Junio de 2013)

 

Advertisements

About Israel Nungaray

Observador miope
This entry was posted in Locura diurna, Poemas and tagged , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s