13:00 Horas y 5 Años (Aprendiz de Idiota)

Por Israel Nungaray González

                                              I

 

Antes de comenzar,

Quisiera un momento de su atención.

Pues han de saber que no me encuentro bien.

 

Se preguntarán ¿por qué?

La respuesta es sencilla:

He perdido la paciencia ya,

Mi optimismo va en decadencia.

 

Amor, no creo más en él.

Quisiera hacerlo pero no puedo.

Les pido me comprendan y apoyen mi decisión:

Invocaré al espíritu de autocompasión,

Aunque sospecho que también me dará la espalda.

 

Ii

 

Considero prudente guardar silencio,

Mi voz no influirá en la dirección de la tormenta,

La que vendrá impecable y absoluta

A destrozar mí calma vespertina.

 

A pesar de que sé lo que se avecina

No puedo evitar el tedio y la angustia,

Que sin prisa disloca el tenor de mi mirada.

 

Iii

 

No puedes impedir que te adore,

Ni que al mirarte mi voluntad flaquee,

Ni que al hablarte me consuma la dicha,

Ni el imaginar que al menos mi amiga seas.

 

Mi fortuna es saberte cerca,

Mi desgracia es que podrías alejarte.

Aun no conozco tu lado oscuro

Pero se que igual me agradará.

 

Dulce niña de cándido mirar,

Tierna dama de voz inolvidable,

Me has hecho perderme en el tierno encanto de tu ser.

Experto soy en el fracaso

Y por eso hoy puedo asegurar,

Que al igual que siempre lo he de admitir:

Que tu amor no me pertenece (ni jamás lo hará)

 

Me has hechizado, quieras o no.

Lograste un efecto extraño en mí…

Y eso me gusta.

 

Eres tú la razón de mi esfuerzo,

Eres tú el motor de mi timidez.

Te amo aunque eso no te importe.

 

Iv

 

Aprendiz de brujo

De mayor influjo.

Aprendiz de idiota,

De oscuro color su bota.

 

Aprendiz de mago,

Inhóspito aspecto de vago.

Aprendiz de loco,

Guardián del perpetuo foco.

 

Amor, ¿donde rayos está?

¿Donde jodidos se oculta?

Dolor ¿verdad absoluta?

No lo se, pero su olor es bestial.

 

Artista de trapecio,

Ven a la tierra, reparte tu risa.

Eximio tu desprecio,

Lo tomo con calma, no llevo prisa.

 

Me marea verte sentada y en silencio,

La hipnosis hace su trabajo.

Hoy no tengo coartada, hoy ando necio.

Pienso armar relajo sin hacer ruido alguno.

A lo mejor me rajo y pierdo el sentido.

 

V

 

Atención, todos: les habla Dios.

Si, el mismo ente al que no ven, ni tocan, ni oyen (¿?)

Y que aun así se dirige a ustedes

Y a quien obedecen al pie de la letra.

Les mostraré enseguida mi nuevo tatuaje.

 

Vi

 

Debo estar demente sin duda,

Pues admito sin premura

Y sin vergüenza alguna,

Que he llegado a la cima…

 

Y no sé qué hacer aquí,

El éxito llegó repentino

Sin siquiera anunciarse,

Y del mismo modo se irá.

 

El ego es un fantasma inquietante

Que pone en evidencia la fragilidad de nuestro ser.

 

Maldita la hora en que comencé a volar,

No supe a donde iba y terminé aquí,

En el piso.

 

VII

 

El espectáculo va a iniciar.

Los artistas vienen en camino.

Damas y caballeros, niños y niñas;

¡El circo ha llegado a la ciudad!

¡Acercaos, tomad vuestro lugar!

 

¿Alguien ha notado lo patético

y deprimente que es el circo?

En serio, ¿qué puede tener de atractivo

El exponerse ante la mirada incesante de

Cientos de personas sentadas en butacas,

Realizando actos humillantes y peligrosos?

 

¿Y que decir de los animales?

A los desdichados los arrancan

De sus hogares naturales y les minan su desarrollo,

Y les coartan su libertad y lo peor:

Ni siquiera les pagan.

 

Que me falta… ah sí, los payasos.

Los malditos payasos de mierda

Que a mí nunca me han divertido.

Lo paradójico del asunto es que son los

Únicos miembros de la carpa

Que pueden trabajar fuera de esta,

Por ejemplo, con sus equivalentes de TV.

 

Decadente sin duda el familiar show circense.

El hambre provoca serios daños cerebrales

A quien lamentablemente la padece.

 

Viii

 

¿Todavía hay ponche? Sírveme otro vaso ¿no?reloj_del_esqueleto_de_13_horas_

Ix

 

Pienso en ella y luego me digo:

“de nada sirve, ella está bien sin ti”.

Me preocupa su bienestar, el cual no depende

Un ápice de mi participación.

 

Hay una voz que me dice:

“no te odia, pero tampoco te quiere.

No te engañes a ti mismo,

Olvídalo y hazlo ya”.

Tomará tiempo, lo sé,

Pero finalmente lo conseguiré.

 

X

 

Eternízate, ¡oh ángel de fuego!

Comunícanos el mensaje de tu amo y señor.

Satán, aquel que con su solo nombre

Pone a temblar a las almas puritanas

Que pululan por el planeta.

 

Xi

 

Dios/perro/Satán/Deux/tripas de cerdo.

Haré hincapié en la conclusión de este conjunto de incoherencias.

 

Xii

 

El hombre religioso es el mismo que hace la guerra.

¿No me creen? Revisen bien la historia estadounidense.

 

¿Es exagerado? Si, tal vez,

Pero igual ya lo expresé…

Y la satisfacción de haberlo escrito

Es muy grata. Egoísmo total.

 

La ilusión de enamorarse

Puede desvanecerse tan rápido

Como el placer de orinar después

De 6 horas de no hacerlo.

 

Es tan lindo sentir amor,

Y es tan mágico el saber

Que tienes dentro de ti

Tanto cariño que otorgar.

 

Y es preciosamente irónico

Que a quién se lo quieres dar

No te dará réplica. Y más hermoso aun,

El saber que no tiene la más

Mínima intención de ocuparse de ello.

 

Las frases amargas y espinosas

De un bardo lastimero y vacío.

 

La observas con infinita ternura,

Ella te mira desconcertada e incómoda.

Agachas la cabeza o volteas a la pared,

Ella se aleja más tranquila.

 

Un aprendiz de idiota, eso es lo que soy.

A quien le restan alrededor

De 5 años de combustible.

Alguien que firmó su epitafio

A las 13:00 horas de un día nublado impávido.

 

De nada sirve meditar las palabras,

Después de todo son solo eso.

Desaparecen en cuanto las pronuncias.

 

Fíjate bien en lo que dices,

Mira que se te puede revertir.

 

Baila mi amor, mueve la cadera

Disfruta tu momento de esplendor.

Deja que todos te vean,

Deja que la lujuria inunde el aire

Y que la funcionalidad se esfume…

Aunque sea por un momento,

De quienes te admiran fieramente.

 

Las flores te las traje a ti,

La escopeta es mía.

Las traje para que resalten tu belleza;

El arma representa mi bajeza.

 

Sube las paredes, baja el corredor.

“insecticidas a mitad de precio”.

Atraviesa el sueño del alma susurrante…

¡Fuego! ¡Corran! ¡Rápido!

Destellos del deseo de una vida mejor…

“¿Ya está lista la bomba?

Alcánzame en el siguiente…

 

“Ando bien pedo ¿y qué chingaos?”

Me opongo a que te marches a…

A legua se nota su inteligencia.

“Almanaque Mundial 2008, a la venta ya”

 

Globo aerostático <<< sonido <<< camino.

“¡No sean cabrones! ¡Sáquenme de aquí!”

¿A qué hora cierran allá?

Oríllese a la izquierda.

“Se me cierran los ojos, vámonos a dormir”

Lodo amarillo, inevitable pestilencia.

“¿Qué importa si nadie me entiende?”

Todo fue una dulce pesadilla.

 

Comienzo a flotar y una vez en lo alto

Percibo claramente mis defectos básicos:

Soy un Geek y no me importa.

Soy esquizoide sin solución alguna.

Soy egoísta, ¿qué + puedo hacer?

Soy un misántropo y me agrada ser así.

 

Ofrezco mi corazón en sacrificio

A las deidades de la noche resplandeciente,

Que arrancaron de mi seno las dolientes sirenas.

Y la respiración se me agota,

Y mi llanto se vuelve agridulce e inoperante.

 

 

Terminado el 22 de mayo de 2006 en Ciudad Juárez, México.

Advertisements

About Israel Nungaray

Observador miope
This entry was posted in Locura diurna, Poemas and tagged , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s