Talking Heads: manteniéndose en la cima

 Talking Heads, Remain in Light (Sire, 1980)

La música rock ha sido declarada a punto de morir o por lo menos, en coma, durante décadas. Ese cuestionamiento se hace cuando no aparece un propuesta que refresque el género y por ende al mercado. El cuarto lanzamiento de Talking Heads logró que los críticos pensaran dos veces antes de adelantar el fin del estilo musical más popular de la historia.

Haciendo un recuento rápido, a lo largo de los últimos 60 años han surgido revoluciones como el Rock Progresivo, el movimiento psicodélico, el Funk, el Punk, la música Disco y el Fusion. Entre el punk y los acordes bailables nació Talking Heads, cuarteto de New York que presenta canciones de estructura sencilla en sus primeros trabajos pero con un sabor especial que los distinguía del resto, sea por la letra o la melodía (Psycho Killer, Found a Job, The Book I Read). En el tercer álbum titulado “Fear of Music” (Sire, 1979) apareció la fusión de rock con ritmo africano, “I Zimbra”, una composición con versos influidos por la vanguardia y el dadaísmo.

David Byrne comentó en una entrevista de la época que el Fear of Music era un álbum de transición y que a pesar de que percibían una evolución en su música, no estaban del todo satisfechos. El siguiente disco confirmaría tal afirmación porque con el alcanzaron su momento cumbre en cuanto a creatividad y crecimiento artísticos, aspectos balanceados con piezas que fueron comercialmente exitosas sin perder la intención innovadora.

El álbum está claramente dividido en dos ambientes: uno festivo con canciones cadenciosas pero inteligentes (Once In a Lifetime, Born Under Punches, Crosseyed and Painless, The Great Curve) y otro etéreo y experimental (Listening Wind, Seen and Not Seen, Houses in Motion, The Overload). La voz de David parece no querer despegar en Houses…, mientras que en Once… demuestra que la actitud punk no está peleada con el arte. “Listening Wind” es un rap descafeinado pero efectivo, Born Under Punches entra cargada de emoción para dejar paso al funk para depresivos en Crosseyed and Painless. Cabe señalar que en un par de las piezas (las últimas dos, “Listening Wind” y “The Overload”) el sonido es muy similar a Joy Division, grupo inglés del que Byrne solo había leído en aquel momento, no los había escuchado y asegura que simplemente imaginó cómo sonaría su música. Es claro que intencionalmente o no, pudo emularla.

Talking Heads  'Remain in Lught' (1980)

Talking Heads
‘Remain in Lught’ (1980)

Brian Eno colaboró tanto en la producción como en la composición de los temas, expandiendo así el rango de alcance de la banda. La participación de Adrian Belew también es importante, ya que el guitarrista estadounidense aportó un estilo fuera de lo común, más emparentado con el Avant-Garde que con el rock, aparte de lo aprendido cuando tocó con Frank Zappa y David Bowie. Belew salió de gira con la banda y permaneció con ellos hasta 1981, año en que su carrera profesional pegaría un salto de calidad con su entrada al genial grupo británico de Art Rock, King Crimson.

El Remain in Light apareció para mantener a sus creadores bajo los reflectores, demostrando de pasada que no eran un grupo ordinario y que los escuchas debían tomarlos en serio. En lo personal considero al disco como uno de los mejores LP de rock de la década de los 80’s (si no es que el mejor), ya que, si bien hubo lanzamientos importantes dentro del mainstream de gente como Queen, Foreigner, Men at Work, Bruce Springsteen, Journey y Genesis, fueron los Talking Heads quienes encontraron la fórmula para vender y proponer algo distinto, instalados en la frontera de dos vertientes que para otros músicos son irreconciliables. Era cuestión de capacidad y de una constante energía creativa que permaneció en David Byrne, Chris Frantz, Jerry Harrison y Tina Weymouth hasta 1984, cuando apareció el aclamado documental Stop Making Sense. Después de eso fue el principio del fin. Cheers.

 

Título de la canción:                                           Duración:

1 Born Under Punches (The Heat Goes On)       5:49

2 Crosseyed and Painless                                       4:46

3 The Great Curve                                                  6:28

4 Once in a Lifetime                                                4:23

5 Houses in Motion                                                  4:33

6 Seen and Not Seen                                                3:25

7 Listening Wind                                                       4:43

8 The Overload                                                         6:01

 

Escribió: Israel Nungaray González (Ciudad Juárez, México, 12 de julio de 2014)

 

Advertisements

About Israel Nungaray

Observador miope
This entry was posted in Música, Reseñas and tagged , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s