Los fichajes fallidos de Pep Guardiola

Buen día. La incipiente carrera de Josep Guardiola como director técnico del FC Barcelona ha estado plagada de éxitos (10 títulos de 12 posibles) en parte gracias a la conjunción de un grupo de futbolistas que manejan bien el sistema de juego blaugrana desde categorías inferiores, aparte de las variantes e implementaciones tácticas que el entrenador catalán aplica sobre el terreno de juego. Por último, cuenta con la aportación que brindan los elementos provenientes de otros clubes, españoles y extranjeros. Dichos jugadores han sido pieza fundamental en la fortaleza barcelonista, aunque Pep no siempre ha atinado en las contrataciones, situación que ha traído desequilibrio deportivo y financiero para el plantel y el club.

Desde que asumió el cargo de entrenador culé en el verano de 2008 realizó modificaciones acordes con su idea futbolística conservando a jugadores que habían llegado en la era Rijkaard como Yaya Touré, Gabriel Milito,  Eidur Gudjohnsen, Rafael Márquez, Eric Abidal y Thierry Henry. La confección de la plantilla contó con las incorporaciones de Dani Alves, Seydou Keita, Gerard Piqué (canterano azulgrana que jugó en el Real Zaragoza y en Manchester United), Alexander Hleb y Martín Cáceres. Los tres primeros han resultado muy efectivos hasta el momento; mientras que los segundos, Hleb y Cáceres no encontraron su lugar en el equipo, jugaban poco y no se ganaron la confianza del técnico quien los dejó partir junto con Gudjohnsen en el ciclo 2009-2010. Para esa campaña Guardiola solicitó a la directiva el fichaje de un nuevo centro delantero que cubriera la ausenciaa de Samuel Eto’o al Inter y un defensa central que ocuparía el puesto de Márquez y Milito cuando ambos hubiesen cumplido su ciclo en el Barça.

Josep Guardiola: el encargado de seleccionar refuerzos para el club catalán

Zlatan Ibrahimovic partió del Inter de Milan rumbo a la ciudad Condal y el camerunés se cambió a San Siro. El sueco parecía el elemento ideal en la conformación imaginaria de un equipo demoledor que prolongaría su hegemonía en la península ibérica y en Europa. Por varias razones el atacante abandonó el barco, entre ellas la acusada por Ibra de que Guardiola no le dirigía la palabra y por lo tanto no comprendía lo que el técnico requería de él. Otra fue la presión de los medios hacia el ‘9’ del Barça, le recriminaban las rachas de sequía goleadora y la falta de sacrificio jugando fuera del área, característica con la que contaba Eto’o. Al final de la campaña Ibrahimovic terminó con 16 goles  anotados en liga, contribuyendo en la conquista de la Liga y el Mundial de Clubes. Fue traspasado al AC Milan en calidad de préstamo con opción de compra efectuada un año más tarde.

El caso más notable de jugador no adecuado para la disciplina barcelonista es el de Dmytro Chygrynskiy, defensa central ucraniano del Shaktar Donetsk. El zaguero fue comprado por el Barcelona en 25 millones de euros. Permaneció en la entidad culé durante una temporada y fue marginado del equipo por su desempeño mediocre y por un par de lesiones que espaciaron su participación. Guardiola defendía la estancia de Chygrynskiy aunque por más que lo intentó no evitó que la directiva lo pusiera en venta. Fue adquirido por su club de origen en la cantidad de 15 millones de euros. Una pérdida económica aunque con mayor repercusión en lo deportivo y en el aspecto mediático. Otro futbolista importado por el cuadro catalán en la era Guardiola es el delantero brasileño Keirrison, el cual proviene del Coritiba y desde 2009 que llegó ha sido prestado a equipos como Fiorentina, Santos y Benfica porque Pep no le ha encontrado (o no ha deseado hacerlo) lugar en su plantilla. Hasta el momento no ha disputado un solo minuto con la camiseta del club que lo contrató por 5 años.

El malogrado Chygrynskiy

En su tercera temporada (2010-2011) Guardiola acertó con las incrustaciones de David Villa, delantero español comprado al Valencia antes del mundial de Sudáfrica; también llegaron Ibrahim Afellay en el mercado invernal, procedente de la liga holandesa y en agosto arribó Javier Mascherano, mediocampista defensivo que parecía no tener cabida en un conjunto cuya cintura tiene elementos de sobra aunque únicamente dos del corte del argentino, Keita y Busquets. La lateral izquierda es ocupada por Eric Abidal aunque cuando éste no juega en su lugar están dos brasileños -Adriano y Maxwell- a quienes les costó adaptarse al FCB y hoy día cuentan bastante para Pep. Adriano ha jugado como lateral por ambas bandas y Maxwell es un elemento polivalente que lo mismo juega como lateral izquierdo que como contención y extremo. Los dos son sustitutos recurrentes y varias veces alinean por lo limitada que es la plantilla barcelonista y las lesiones siempre presentes en cualquier equipo.

David Villa, el goleador que hacía falta

Tomando en cuenta los resultados obtenidos en los últimos tres años poco podríamos reprocharle al nacido en Santpedor cuyas tácticas, manejo individual y de conjunto de los jugadores, y trabajo arduo en cancha y fuera de ella estudiando a conciencia a los rivales[1] son parte fundamental en la conformación de la actual época dorada del Barcelona. Sin embargo ha fallado en la selección de nuevos jugadores, en realidad los “fichajes” provenientes de la cantera que Guardiola ha debutado como Pedro, Busquets y Thiago han funcionado mejor que muchos de los foráneos. Es posible que aquellos que no cuajaron no eran idóneos para el equipo o quizás Pep les quería porque prioriza el lado humano del jugador por encima del deportivo, lo cual no es algo negativo, al contrario, sólo que no siempre se consigue un balance correcto entre ambos aspectos que se vea reflejado dentro de la cancha y al interior del grupo. Creo que el Barça es un ente social muy compacto, unido y al que no cualquiera logra integrarse. Los que lo consiguen fortalecen su carrera al pertenecer a uno de los equipos más importantes de la historia aportando su cuota personal a las notables glorias colectivas. Cheers.

 

Israel Nungaray González (Ciudad Juárez, México, 18 de octubre de 2011)

Publicado también en Fútbol de Café: http://www.futboldecafe.com/futbol-internacional/futbol-espanol/los-fichajes-fallidos-de-pep-guardiola/


[1] Graham Gunter. “Shhh… genius at work” en: FourFourTwo, 206, agosto 2011, pp. 52-53.

Advertisements

About Israel Nungaray

Observador miope
This entry was posted in Artículo, Football and tagged , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s