Eternidad

En la fila para utilizar el cajero automático hay cinco personas. Dos mujeres (una adolescente de 18 con audífonos puestos y mascando chicle), una señora de 50 y tantos con un monedero entre las manos, un hombre de 35 años con ropa informal y un anciano de 80 y tantos utilizando la máquina. Complementa la acción un guardia de seguridad colocado cerca de la puerta del ATM.

El hombre

¿Estará sacando dinero de varias tarjetas? ¿Le habrá dado un paro cardiaco? Ha demorado bastante.

La señora

¡Qué lata! Este señor no termina y se me hace tarde para ir a casa.

La joven

¡Pff…! (sigue escuchando música con celular en mano)atm-machine

El guardia se asoma, mira al anciano y después a su reloj. No pronuncia palabra y retoma su puesto. El octogenario realiza su operación con suma lentitud, pulsando cada tecla de la máquina como si estuviera masticando camarones. Las personas de la fila no dicen nada durante varios segundos, se limitan a distraerse con sus dispositivos móviles, a mirar de cuando en cuando a ver cómo va el usuario del cajero con ademanes de desesperación (tocarse el cabello, golpear el piso con los pies o estirar los brazos).

La señora

(Dirigiéndose al anciano) ¿Todo bien señor? ¿Necesita ayuda?

El anciano

No, gracias. Ya termino.

La señora

Eso espero.

El hombre

Pobre señor, no deberían mandarlo solo a sacar dinero. Oiga, buen hombre. Apúrese que no tenemos todo el día. (El anciano no se inmuta y continúa intentando realizar la operación). ¡Señor! Le estoy hablando (el anciano no responde). ¡Carajo!

La señora

¡Por Dios! Es tardísimo y necesito dinero para comprar lo que me falta para la cena. Van a llegar los Gutiérrez y mi hija con su marido y este señor que no acaba. Me lleva la que… (Sigue vociferando mientras la muchacha baila en su lugar muy quitada de la pena).

El hombre

(Mira a la joven y sonríe. Después habla en voz alta para que todos lo escuchen) Vaya, tal parece que este señor se cree el dueño de la vida, del tiempo y del espacio.

(Todos sueltan una sonora carcajada excepto la joven que ya no baila pero sacude la cabeza al compás de una pieza de hard rock)

La señora

¡Jaja! ¡Qué cosas se le ocurren, joven! Aunque es cierto, el viejo lleva ya una eternidad usando el cajero.

El anciano

¿A quién le llama viejo? (Voltea enojado)

El hombre

¡Ajá! ¿Con que ahora si escucha, no? Acabáramos… (Cruza los brazos)

El anciano

Vieja será su abuela y todos los de… (Refunfuña y agita los brazos en señal de protesta. Los demás ríen con discreción).BARRAatm

El guardia

Tranquilos todos. Hay que demostrar cordura, no locura. Señor, por favor apúrese. Las personas que están aquí también tienen derecho a usar la máquina.

La joven

(No tiene puestos los audífonos) Declaren muerto a ese vejete y quítenlo del ATM para que la fila avance. ¡Vamos!

El hombre

No sería mala idea. Es más, yo lo muevo…

La señora

Ay no, joven. No es para tanto. Es más, el señor ya está por terminar. ¿Verdad buen hombre?

(El anciano sigue balbuceando palabras entre dientes mientras usa el cajero. Da la espalda a los usuarios y continúa con la operación eterna).

La joven

¡Sáquenlo que apesta!

El guardia

¡Jajajaja! ¡Qué buena estuvo esa! (Observa dentro del cubículo durante dos segundos y después regresa a su puesto)

La señora

Señor, apúrese… ¡Chihuahua! (Mira el reloj otra vez y patalea en el piso)

El hombre

(Con resignación) En definitiva el ruco se cree el dueño de la vida. De seguir así se acabará el día, la semana, el mes, el año, la década, el siglo, cambiaremos de era geológica…

Todos murmuran y alegan frases de protesta de manera entrecruzada hasta que la joven deja su lugar en la fila para ahorcar al anciano que forcejea mientras la señora intenta detenerla. El guardia y el hombre joven ríen con la escena al tiempo que el viejo sigue operando la máquina.

FIN

Escribió: Israel Nungaray González (Ciudad Juárez, México, 7 de abril de 2015)

Advertisements

About Israel Nungaray

Observador miope
This entry was posted in Sketch and tagged , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s