10 observaciones sobre la final de Milano

El pasado 28 de mayo de 2016 fue celebrada la final de la UEFA Champions League en Milano, Italia entre Atlético de Madrid y Real Madrid, la segunda que disputan entre sí en dos años. En vez de realizar un análisis más extenso, señalando detalles y puntos clave, he decidido sintetizar el partido en 10 señalamientos solamente.UCLFinal

  • El Atlético de Madrid está acostumbrado a endosarle la iniciativa al rival y a lanzar latigazos. Durante gran parte del encuentro la situación fue al revés.
  • Derivado de este punto, noté que cuando los rojiblancos tenían el balón, no siempre tomaban la decisión correcta a la hora de intentar acercarse al arco rival. Eso permitió que el Madrid ganara confianza, fortaleciera la marca y mantuviera la concentración.
  • La 11ª Copa de Europa ganada por Real Madrid opaca el doblete del FC Barcelona pero no la crisis estructural y deportiva que a punto estuvo de explotarle en la cara a Florentino Pérez. Para su ventura, muchos aficionados se olvidarán de ello y quizás hasta terminen perdonándolo.gettyimages-534932158
  • Siguiendo en este tenor, la paternidad de 4 o 5 partidos consecutivos ganados por Atlético de Madrid a su máximo rival en liga o copa, palidece ante el segundo knock out en dos años que le han propinado los blancos en la final europea, escenario que, aparentemente, aterroriza y congela la sangre colchonera, trayendo de vuelta los fantasmas del pasado e imponiendo la idea de inferioridad histórica.
  • Los mejores jugadores del Atlético fueron: Gabi, Torres, Koke, Oblak, Carrasco y Saúl; los mejores del Madrid fueron: Casemiro, Modric, Marcelo, Bale, Navas y Kroos.
  • El Atleti no termina de creer en su propia capacidad, el Cholo ha hecho hasta lo imposible en cuanto a impulso emocional pero en este paraje de no retorno ha demostrado sus limitaciones técnico-tácticas. No alcanzó el “cholismo” porque el discurso le da más peso al ahínco, a la presión constante, a cerrar espacios y a matarse en la cancha (aspecto que personalmente considero muy loable) que a organizarse y reinventarse ante situaciones adversas. El Madrid terminó con la reserva de “gasolina” en el tanque, fundido, pero a falta de eficiencia futbolística, conservó el objetivo de llevarse la orejona a casa.diego-simeone-zinedine-zidane-champions-league-final-Goalcom
  • A Cristiano se le acabaron las piernas (aparte de jugar infiltrado) pero no cesó en su afán de levantar la tercera Champions de su carrera; por eso no quiso ser sustituido cuando era claro que no estaba para jugar. Afortunadamente para él y su equipo, el Atleti no pudo o no supo resolver las ocasiones creadas en el tiempo regular y extra. Griezmann por su parte, desaprovechó su chance de consagrarse y ser considerado entre la élite futbolística. No solo por haber errado el penalti en el segundo tiempo, sino porque su semblante y acciones titubeantes denotaban su falta de confianza. El escenario fue mucho para el joven francés.
  • Zinedine Zidane demostró que con el tiempo llegará a ser un gran técnico. Este resultado pudo no haberse dado y sucedió gracias a la paciencia –que no sapiencia- del otrora “mago” sobre una cancha de futbol. El Cholo tiene más tablas pero Zidane contó con la necedad de sus jugadores de pelear hasta el final por el escudo que representan y que atendieron sus indicaciones para hacer ajustes sobre la marcha, incluido el de disfrazarse del Inter de Milan durante más de una hora.
  • Zizou no se volvió loco y jugó con el librito, cediéndole el balón a un equipo superior en lo futbolístico que venía embalado, lleno de confianza y con poco que perder. No obstante, en lo anímico le ganó la partida a Simeone que, reitero, no supo revertir la incredulidad y estado nervioso progresivo de sus jugadores, testigos y protagonistas del desmoronamiento de su escuadra.

    Lamento valenciano de Juanfran

    Lamento valenciano de Juanfran

  • No fue un partido espectacular, casi ninguna final lo es. Hubo titubeos por parte del Atlético en la primera mitad y del Real en la segunda, situación propicia para los dos únicos goles del cotejo. Prevaleció el orden y el equilibrio de fuerzas en constante tensión, como atinadamente le llama Norbert Elias al fútbol. En adelante, solo un error determinaría el resultado y esa pifia corrió a cargo de Juanfran en la serie de tiros de castigo (el Madrid anotó los 5 disparos, el Atleti solo 3), quien estrelló el balón en la base del poste izquierdo y en la ilusión de los miles de aficionados rojiblancos de España y el mundo, ilusión que posiblemente no se volverá realidad para la presente generación, la inolvidable y multi campeona generación de Diego Pablo “El Cholo” Simeone. Cheers.

 

Escribió: Israel Nungaray González (Ciudad Juárez, México, 4 de junio de 2016)

Advertisements

About Israel Nungaray

Observador miope
This entry was posted in Artículo, Football and tagged , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s