Sustitución insustancial: cuando la red es lo mismo que la tele

Difícil entender al género humano. Es admirable por diverso y detestable por contradictorio. Mucha gente decía hace 4 años: “apaga la tele y abre un libro”, “apaga la tele y enciende tu computadora” porque en internet está la información que los medios oficiales (Televisa, Milenio, Azteca) no dan a conocer. Que no te dejes engañar, que ya estuvo que nos vean la cara, que la tele solo muestra basura, etc. Pues varios de esos mismos que opinaban así no entendieron que solo estaban cambiando de medio sin cambiar antes su mentalidad y sin actuar con inteligencia (porque carecen de ella). Aquí aplica la máxima de McLuhan “el medio es el mensaje”, enunciado que es erróneo en su composición pero no en su profundidad porque habla de que la gente juzga, acepta, condena o idolatra el producto según la fuente donde aparezca.how-to-search-social-media-trending-topics

Es decir, si los XV de Rubí o el niño de las empanadas hubieran emanado de la tele hacia la red y hacia los teléfonos móviles y no al revés, habría muestras de indignación y repudio con frases como: “Televisa de mierda, quiere sacar su tajada con Paco”, “les están lavando el cerebro”, “que no te enajenen los XV de Rubí”, etc. Esto porque algunos acusan al deporte (el futbol, en realidad solo los partidos de la selección), a las telenovelas y a los programas de revista que aparecen en la televisión como elementos distractores culpables del atraso cultural y el letargo de la conciencia política de los mexicanos.aldapesdefault

No se dan cuenta de que internet es el nuevo medio de comunicación dominante y también informa, entretiene, distrae y enajena si el usuario lo permite; sin embargo, eso sucede no por el medio en si sino por el nivel cultural y educativo de quien lo utiliza. Así, muchos han perdido la noción de la realidad y seguirán al tanto del siguiente fenómeno mediático/trend/video viral que también será efímero. Olvidado y triturado por la masa web fanática. Otros lo verán como un evento pintoresco y sin trascendencia (me incluyo). Finalmente, el encumbramiento de Lady Wuuu, Rubí la quinceañera o Francisco Orihuela “el niño de las empanadas”, no es más que una versión Millenial de aquellos personajes que llamaban la atención por tener una historia increíble (el ex presidiario Ricardo Aldape Guerra libró la pena de muerte en Estados Unidos y hasta actuó en la telenovela “Al Norte del Corazón” en 1997. Fue acusado injustamente de homicidio pero volvió a México, se hizo famoso y falleció en un accidente cuando viajaba en carretera de la Ciudad de México a su natal Monterrey. Algunos dirían que su destino ya estaba escrito) o por haber ganado programas de concursos como “Sube Pelayo, Sube”, “Jeopardy” o “El Gran Premio de los 64,000 pesos”. La vida sigue y la estupidez también. Cheers.

 

Escribió: Israel Nungaray González (28 de diciembre de 2016)

 

Advertisements

About Israel Nungaray

Observador miope
This entry was posted in Opinión, Artículo and tagged , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s