Reseña del álbum Caifanes ‘El Silencio’ (RCA/Sony 1992)

Buen día. En esta ocasión quisiera comentar el disco de Caifanes llamado ‘El Silencio’, lanzado por RCA/Sony el 29 de mayo de 1992. La música de la banda mexicana de rock que tomó el nombre de una película de 1966 iba en ascenso en cuanto a categoría, y la cohesión entre sus integrantes era el ingrediente favorable para ello… al menos en apariencia. En palabras de Saúl Hernández la decadencia de Caifanes se estaba gestando desde la grabación de ‘El Silencio’, pero ni él ni sus compañeros parecían darse cuenta.

La producción de Adrian Belew fue impecable, respetó la esencia de las canciones, pero con su experiencia y pericia logró que sonaran mejor. En la década de los 90’s el ex integrante de King Crimson se dedicó a realizar los trabajos discográficos de varios grupos, entre ellos los mexicanos Caifanes y Santa Sabina (en el disco ‘Símbolos’ de 1994), antes de reintegrarse a la agrupación liderada por Robert Fripp en 1995.

De Caifanes se han escrito muchas páginas acerca de la salida de Sabo Romo, Diego Herrera y de la pelea de Alejandro Marcovich con Saúl Hernández porque siempre habrá morbosos que prefieran atestiguar el ocaso de personas exitosas, olvidando el propósito esencial y causa de su fama. En el caso de Caifanes hay quienes pasan por alto el hecho de que eran grandes músicos, yo diría que en varias de sus composiciones logran la creatividad y el virtuosismo de cualquier artista o grupo del mainstream internacional.

El salto de calidad entre cada grabación del grupo de Caifanes (1988) a Caifanes II o El Diablito (1990), y de este a El Silencio (1992) es notable. Vuelvo a reiterar que mucho tuvo que ver la producción de Adrian Belew para que la tercera entrega de la banda fuera tan exitosa entre fans y críticos. Desde que el primer sencillo ‘Nubes’ comenzó a sonar en la radio en la primavera del ’92, la expectativa por la nueva obra de “Los caifas” crecía con el correr de las semanas previas a la publicación del disco.

El trabajo individual de cada integrante tiene espacios para brillar, destacando al bajista Sabo Romo en “Metamorféame”, “Vamos a hacer un silencio” y “Miércoles de Ceniza”; la batería de Alfonso André en “Piedra”, “Debajo de tu piel” y “Tortuga”; la voz de Saúl Hernández en “El Comunicador”, “No dejes que…”, y “Hasta morir”; el teclado de Diego Herrera en “Debajo de tu piel” y “Para que no digas que no pienso en ti”, y la guitarra de Alejandro Marcovich en “Nos vamos juntos”, “Miércoles de Ceniza”, “Vamos a hacer un silencio”, “Metamorféame” y “Nubes”.

La unión de cinco voluntades dio como resultado uno de los registros fonográficos sobresalientes de aquel año y uno de los mejores discos de la historia del rock mexicano. Después de la gira promocional que terminó en 1993 sobrevino la debacle que tras pleitos en los que Alfonso André fungió como mediador, culminó con la salida de Diego y Sabo. La relación personal entre Marcovich y Hernández nunca había sido óptima. A nivel profesional siempre encontraron puntos de encuentro que rayaban en lo genial. A partir de ese momento y después de que Saúl sentenciara la situación con sus letras (“Vamos a hacer un silencio”, “Nos vamos juntos”, “No dejes que…”), la vida de Caifanes tenía los días contados.

Aunque les alcanzó para un disco más, El nervio del volcán (1994), ya como un trío en el que Saúl y Alejandro se soportaban cada vez menos. Alfonso solo veía como el castillo se caía a pedazos, al tiempo que la disputa por el nombre, dividido en tres partes iguales, puso fin a esa aventura llamada Caifanes. En 1996 Saúl, con la garganta destrozada y el honor apaleado, formó Jaguares junto a Alfonso André y José Manuel Aguilera, guitarrista que tocó en la última gira de Caifanes en 1995 cuando Marcovich abandonó el barco. La leyenda había comenzado. Cheers.

Ficha: Caifanes. El Silencio. RCA/Sony, 1992.

Escribió: Israel Nungaray González (Ciudad Juárez, México, 19 de junio de 2018)

Advertisements

About Israel Nungaray

Observador miope
This entry was posted in Música, Reseñas and tagged , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s