Reseña de ‘MP3: The Meaning of a Format’ de Jonathan Sterne

Escrito que documenta la evolución del mp3 desde su creación a finales de los 80’s hasta nuestros días. Es un libro que trata la historia del sonido y de la música grabada al tiempo que abre un debate acerca de la forma en que adquirimos cultura, siempre siguiendo patrones impuestos casi sin darnos cuenta. El mp3 es un archivo comprimido de audio que ha funcionado por la tendencia contemporánea de minimizar el espacio y aumentar el consumo.  Y lo hemos aceptado sin conocerlo a fondo.

A finales de los 80’s los programadores tenían la idea de almacenar la mayor cantidad de información en ordenadores y diskettes. Un caso particular eran los archivos de imagen y para ello fue diseñado un formato que lleva las siglas JPEG (Joint Picture Experts Group o “jpg”), diseñado en 1992. El equivalente auditivo es MPEG-1 (Moving Picture Experts Group), establecido en 1988 y que serviría como base del mp3 en los años 1990’s. Establecida esta premisa, el autor recopila enseguida la historia de los reproductores de audio desde el fonógrafo hasta los archivos digitales, sin olvidarse de las grabadoras portátiles, el walkman, la tornamesa y el reproductor de disco compacto. Refiriendo además el impacto económico y cultural que causaron cada uno en el contexto donde aparecían.

En su texto, Jonathan Sterne no solo habla del mp3 como alternativa de almacenamiento y su trascendencia en la era post internet, también revela sus limitaciones sonoras en comparación con el LP (incluso un archivo musical comprimido como el CD lo supera). No obstante, la distribución de un elemento digital a través de computadores y dispositivos móviles con o sin conexión a internet ha propiciado su masiva popularidad y aceptación de una idea mercantilista que tácitamente indica la no conveniencia de pagar por la música en formato físico: si no se venden los discos como antes, podemos venderlos a través de internet en mp3, flash, mp4, FLAC, etc. Cierto que al principio la gente no quería pagar por algo que podía conseguir gratis y sitios como el hoy encumbrado Spotify lucharon contra esa negativa. El software está convertido en la “discoteca” virtual personal del siglo XXI y los que antes no soltaban ni un centavo por lo que descargaban, hoy pagan una renta mensual sin chistar.

El nuevo paradigma es ese y tanto artistas como productores de la industria musical se han adaptado para no correr el riesgo de quebrar. Ni hablar de muchos aficionados que han hecho la transición sin problema (no me cuento entre ellos porque, aunque descargo música en la red, prefiero comprar discos en LP, CD o casete). Cabe aclarar que a una gran parte del público que consume música poco o nada le importa la calidad del sonido, por eso no prestan tanta atención a las limitaciones del mp3 y similares.

En una de las últimas páginas viene una frase que sentencia todo: “Los discos compactos, discos LP, y cintas que no han sido reproducidos durante veinte años aguardan tranquilamente en anaqueles en espera de ser tocados otra vez. ¿Qué clase de dispositivo físico almacenaría archivos mp3 por la misma cantidad de tiempo? Un disco duro. Pon ese disco duro con tu colección completa en formato digital junto a los discos, vinilos y casetes, y espera algunos años antes de reproducirla. Tu colección musical digital desaparecerá”. Sterne no condena el formato mp3, más bien contempla el desarrollo de la música grabada y explica los diferentes modos de escucharla de acuerdo con la elección de cada oyente. Es un texto que entra la categoría de historia cultural, aunque puede ser disfrutado por personas interesadas en apreciación de audio. Cheers.

Ficha: Jonathan Sterne. MP3: The Meaning of a Format. Duke University Press, Durham, 2012.

Escribió: Israel Nungaray González (Ciudad Juárez, México, 11 de noviembre de 2019)

About Israel Nungaray

Observador miope
This entry was posted in Reseñas and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s