El sentido del pasado

Fuente: ¿Para Qué Sirve El Pasado?[1]

     Concuerdo con el planteamiento de la futilidad del concepto del tiempo. Ni el pasado ni el futuro pueden concebirse como reales porque no es posible experimentarlos cabalmente. El pasado no lo vivimos y el futuro menos, ambos estados existen en la imaginación, forman parte de un proceso mental encargado de considerarlos como importantes según sea el caso.

La historia abarca varios elementos, nombres, datos, pequeñas historias, enlaces… por eso resulta tan compleja. Kolakowski dice que “hay que apropiarse de la historia, con todos sus horrores y sus monstruosidades, y con su belleza y su esplendor, su crueldad y sus persecuciones…”[2]. Entiendo por esto que debemos comprender nuestra realidad desde múltiples ángulos y situaciones, con altas y bajas, ya que si no hubiera ese aparente desequilibrio los humanos no buscarían progresar en las actividades que desempeñan en lo indivicual y en lo colectivo.

Las banalidades de cada quien en su entorno cotidiano dejan de serlo cuando se observa que de vez en cuando repercuten en la historia como sucesos trascendentes, como ilustra el autor con los ejemplos de las andanzas de hombres como Alejandro Magno o los reyes de Francia, valorar su historia como valoramos nuestra propia historia.


[1] Kolakowski, Leszek, “¿Para qué sirve el pasado?” en: Letras Libres, mayo 2004, Año VI, pp. 26-28

[2] Ídem, p. 28.

About Israel Nungaray

Observador miope
This entry was posted in Teoría y Filosofía de la Historia and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s