Apenas 18

No tienes idea de lo joven que eres

Tan tersa la piel y tan hondos los sueños

Te quieres comer el mundo de un bocado

Tú, tan valiente e ingenua, apenas tienes 18

 

No tienes idea del futuro que tienes

Tanto tiempo disponible y tantas cosas por hacer

Andas de prisa, sin gozar las bondades de tu edad

Vas acompañada de un hombre con vasta experiencia

Uno que sabe y disfruta lo joven que eres

ariel-winter-1

Apenas 18, viviendo como si apagaras 40 velas

Belleza en el rostro, en la figura y en las intenciones

Sonríes con dolo y al instante rompes corazones

Y enseguida logras abstraerte del entorno

Sin la más mínima idea de lo joven que eres

 

Encanto de la vida, gracia y fortaleza

Con apenas 18 y el mundo a tus pies

Has perdido la brújula, andas al revés…

No tienes idea de lo joven que eres

 

Escribió: Israel Nungaray González (30 de enero de 2017 en Ciudad Juárez, México)

Posted in Poemas | Tagged , , , , , , , | Leave a comment

Sustitución insustancial: cuando la red es lo mismo que la tele

Difícil entender al género humano. Es admirable por diverso y detestable por contradictorio. Mucha gente decía hace 4 años: “apaga la tele y abre un libro”, “apaga la tele y enciende tu computadora” porque en internet está la información que los medios oficiales (Televisa, Milenio, Azteca) no dan a conocer. Que no te dejes engañar, que ya estuvo que nos vean la cara, que la tele solo muestra basura, etc. Pues varios de esos mismos que opinaban así no entendieron que solo estaban cambiando de medio sin cambiar antes su mentalidad y sin actuar con inteligencia (porque carecen de ella). Aquí aplica la máxima de McLuhan “el medio es el mensaje”, enunciado que es erróneo en su composición pero no en su profundidad porque habla de que la gente juzga, acepta, condena o idolatra el producto según la fuente donde aparezca.how-to-search-social-media-trending-topics

Es decir, si los XV de Rubí o el niño de las empanadas hubieran emanado de la tele hacia la red y hacia los teléfonos móviles y no al revés, habría muestras de indignación y repudio con frases como: “Televisa de mierda, quiere sacar su tajada con Paco”, “les están lavando el cerebro”, “que no te enajenen los XV de Rubí”, etc. Esto porque algunos acusan al deporte (el futbol, en realidad solo los partidos de la selección), a las telenovelas y a los programas de revista que aparecen en la televisión como elementos distractores culpables del atraso cultural y el letargo de la conciencia política de los mexicanos.aldapesdefault

No se dan cuenta de que internet es el nuevo medio de comunicación dominante y también informa, entretiene, distrae y enajena si el usuario lo permite; sin embargo, eso sucede no por el medio en si sino por el nivel cultural y educativo de quien lo utiliza. Así, muchos han perdido la noción de la realidad y seguirán al tanto del siguiente fenómeno mediático/trend/video viral que también será efímero. Olvidado y triturado por la masa web fanática. Otros lo verán como un evento pintoresco y sin trascendencia (me incluyo). Finalmente, el encumbramiento de Lady Wuuu, Rubí la quinceañera o Francisco Orihuela “el niño de las empanadas”, no es más que una versión Millenial de aquellos personajes que llamaban la atención por tener una historia increíble (el ex presidiario Ricardo Aldape Guerra libró la pena de muerte en Estados Unidos y hasta actuó en la telenovela “Al Norte del Corazón” en 1997. Fue acusado injustamente de homicidio pero volvió a México, se hizo famoso y falleció en un accidente cuando viajaba en carretera de la Ciudad de México a su natal Monterrey. Algunos dirían que su destino ya estaba escrito) o por haber ganado programas de concursos como “Sube Pelayo, Sube”, “Jeopardy” o “El Gran Premio de los 64,000 pesos”. La vida sigue y la estupidez también. Cheers.

 

Escribió: Israel Nungaray González (28 de diciembre de 2016)

 

Posted in Artículo, Opinión | Tagged , , , , , , , , , | Leave a comment

Composite picture

We are full of dementia and we depend on hostility

Ditching morning temptations and walking in a moonless nite

Where’s the true inspiration? I think is on the high sea

I’ll go for it, I’ll embark myself, no matter what

Tho first I gotta fence the pus of the beheaded whale

 

We were so happy till the mountain came down…

Now we’re just rolling stones with no route and no scent

retrato-hablado-acosta-chaparro-1535083

Honey, you know I wouldn’t leave ya. So please me in this petition:

perspire more, don’t stop desire. Never stop loving me, never.

You wasn’t from this world and you still not

We supplied ice to the unkind ones

 

We all wanna be in the testament, wanna be present in the final judgement

Tireless and insensible, we’ll form a single file to receive our part

“You get a knife, a hammer to your girl”. That’ll be all.

Then we will see the mess of many caravans in climax

 

Escrito por Israel Nungaray González (20 de mayo de 1999 en Chihuahua, Chihuahua)

Posted in Poemas | Tagged , , , , , , , | Leave a comment

La importancia de la ética y la moral en la vida cotidiana

Introducción

El presente documento parte de la distinción entre ética y moral para comprender el fundamento legal que rige a las sociedades y la práctica cotidiana de las normas jurídicas y morales. También incluye la clasificación esquemática del juicio moral, la impronta de la ética en la mejoría individual y social, la relevancia de la misma en la toma de decisiones y el papel que juega la educación en la formación ciudadana en valores, espíritu crítico y actitudes favorables al colectivo.

Desarrollo

En principio, conviene establecer el significado de ética y moral antes de avanzar. De acuerdo a Savater (1991), «Moral» es el conjunto de comportamientos y normas que se aceptan como válidos; «ética» es la reflexión sobre por qué esas normas se consideran válidas y la comparación con otras “morales”. Dicho esto, queda establecer los ámbitos en los que se ponen en práctica tales principios. En la vida pública, el principio moral debe ser “garantía de cualquier ordenamiento externo” (Rodríguez, 2001, p. 75). Es decir, es el precepto cívico que tienen las personas desde su formación familiar y escolar que les ayuda a conducirse correctamente y obedecer las normas y reglas de la sociedad.presentacion1

Así, las personas son capaces de imponerse a sí mismas aquellas leyes morales y jurídicas que guían su conducta. La diferencia entre normas jurídicas y morales es que aunque ambas emanan de la moral, son expresadas externamente y tienen valor luego de una coerción pública legítima y por el contrato social que obliga a los ciudadanos a obedecer las leyes de la sociedad. Para Kant, citado por Rodríguez (2001), el Estado no tenía la obligación de garantizar la felicidad de los ciudadanos sino que debía establecer lineamientos que “garanticen la libertad e igualdad de todos los hombres en términos legales” (Rodríguez, 2001, p. 76). Ese equilibrio entre el orden moral y el jurídico es el “imperativo categórico” que fundamentará el ejercicio de libertades básicas.

La moral es el acto mental que determina si una cierta conducta o situación es de índole ética o no. Para sacar tal conclusión es importante partir del sentido que cada individuo tenga como moral, entendida esta como el conjunto de normas y reglas adquiridas a lo largo de la vida. De esta forma, no solo sirve para actuar en un momento puntual, como cuando deseamos fabricar un objeto o conseguir un efecto determinado del mismo, situación en la que recurrimos al saber técnico o artístico. Por tanto, el juicio moral es el que nos orienta para actuar racionalmente en el conjunto de nuestra vida, obteniendo de ella el mayor provecho posible; para ello, es obligatorio saber ordenar inteligentemente las metas y objetivos que perseguimos (Cortina, 1998) antes de cantar victoria o lamentarnos de nuestro fracaso.

Zerpa (2007), habla de una composición esquemática del juicio moral y la clasifica de la siguiente manera:

  1. a) Esquemas de Intereses Primarios: los planteamientos acerca de la cooperación social se formulan considerando solo relaciones “micro-morales”. Una decisión se considera correcta recurriendo al interés personal que el individuo tiene de acuerdo a las consecuencias de una acción.
  2. b) Esquemas de Mantenimiento de Normas: aquí se destaca una perspectiva socio céntrica en la que la persona pasa a considerar la forma, mientras que otra, que no es su par, su amigo o su socio, puede cooperar con ella.
  3. c) Esquema Post-convencional: destaca una ausencia de parcialización hacia alguna idea de filosofía moral particular, apelándose a ideales y coherencia lógica. Las obligaciones morales están basadas en ideales compartidos, congruentes y recíprocos.etica

También es importante considerar que la ética sirve para intentar mejorarse uno mismo, no para reprender elocuentemente al vecino. Quien desee llevar una buena vida, de acuerdo a un proyecto ético, tiene también que desear que la comunidad política de sus semejantes se base en la asistencia, la libertad y la justicia. (Savater, 1991). Eso sí, para lograr el bienestar colectivo es menester considerar la posición del otro. Sternberg (1997) decía que los individuos no sólo difieren en el ímpetu absoluto de sus preferencias, sino también en el alcance de las mismas. Por eso la existencia y aplicación de normas que en teoría nivelan e igualan a las personas en sus relaciones y en su andar cotidiano (las cursivas son mías).

No obstante, siempre habrá quienes se aprovechen de la nobleza de algunos en la busca del beneficio propio. Eso tiene que ver con que la distribución adecuada de las acciones o consejos es ejemplo del uso de la inteligencia para manipular la realidad con éxito (Fromm, 2013) y también para adaptar los objetivos de la manera más conveniente a nuestros intereses (las cursivas son mías). De entrada eso parece injusto pero lo es menos cuando existe respeto por las normas y el derecho de los demás a buscar alguna ventaja dentro de los márgenes legales y sociológicos.

Conclusión

La formación moral y ética es la columna vertebral del desarrollo humanista y social de las personas, su diligencia conlleva una jerarquía de saberes que favorecen el conocimiento y cuidado de sí mismo, la autorregulación y el ejercicio responsable de la libertad, el sentido de pertenencia a una comunidad, a la nación y a la humanidad, el apego a la legalidad y el sentido de la justicia, el respeto y valoración de la diversidad y el manejo y resolución de conflictos (SEP, 2011). Una vez que la persona sube todos estos peldaños, está en posibilidad de establecer relaciones sociales y personales armónicas –en la medida de lo posible- que se traducen en creatividad e innovación, capacidad de comunicación y colaboración, pensamiento crítico y concreto, cooperación, investigación y manejo de la información y toma acertada de decisiones.

En el ámbito ciudadano, los individuos deben informarse, estar conscientes del contexto social donde se desenvuelven, de los problemas y situaciones que enfrentan y ser responsables de las acciones que emprenden. Cuando su formación es endeble, las personas demuestran actitudes y comportamientos incorrectos y dañinos hacia sus similares y el entorno. Vale entonces destacar el rol tan importante que juega la educación en la adquisición de valores para la convivencia como libertad, pluralismo, solidaridad, justicia, honestidad, compromiso, responsabilidad y tolerancia. La congregación de la lista anterior le brinda al sujeto las herramientas suficientes para transformar su realidad humana/individual y colectiva/social. Es ese un primer paso y el espacio áulico es el idóneo para promover entre los jóvenes tales actitudes en pequeñas dosis (Coll, 1999) aplicables en su ambiente y tiempo inmediatos, con miras a un futuro más armónico y justo.

Referencias:

Coll, C. (1999). Psicología de la instrucción: la enseñanza y el aprendizaje en la educación secundaria. España: ICE/HORSORI.

Cortina, A. (1998). El quehacer ético. Guía para la educación moral. México: Santillana.

Fromm, E. (2013). Psicoanálisis de la sociedad contemporánea. México: Fondo de Cultura Económica.

Rodríguez, J. (2001). Estado de Derecho y Democracia. Cuadernos de divulgación de la cultura democrática, Nº 12, México: Instituto Federal Electoral.

Savater, F. (1991). Ética para Amador. España: Ariel.

SEP (2011). Programas de estudios 2011Guía para el maestro. Educación Básica Secundaria. Formación Cívica y Ética. México: Secretaría de Educación Pública.

Sternberg R. J. (1997). Estilos de pensamiento. Claves para Identificar nuestro modo de pensar y enriquecer nuestra capacidad de reflexión. España: Paidós.

Zerpa, C. E. (2007). Tres teorías del desarrollo del juicio moral: Kholbert, Rest, Lind. Implicaciones para la formación moral. Laurus, vol. 13, núm. 23, pp. 137-157. Venezuela: Universidad Pedagógica Experimental Libertador. Recuperado de: http://www.redalyc.org/pdf/761/76102308.pdf

Posted in Educación, Ensayos | Tagged , , , , , , , , , , , | Leave a comment

Fancy dish

Poems for everyone, poems in our sight

Poems, my darling. Poems full of light

Who won’t follow their basic instincts when frenzy takes possession?

If the reason of their daydreaming has become a real obsession

 

Proms for everyone, proms late at night

Proms, my sweetie, proms for you and I

Try to dance around me and then make a wish

We could end up together enjoying a fancy dish

gam79d00b501d4

Believe me now, my love. Believe this thought of mine

There’s no reason not to trust the words out of my mouth

Out on this cloudless day, all that comes in is sunshine

We should walk away as if we were going down south

 

Poems for everyone, poems that make you shiver

Poems for everyone, poems that make you cry

Write them down at once and then go to the river

Read them out loud, read them, don’t be shy

 

Escrito por Israel Nungaray González (Ciudad Juárez, México, 17 de noviembre de 2016)

 

Posted in Poemas | Tagged , , , , , , , | Leave a comment

Los conceptos de percepción y espacio en la comprensión de las expediciones al septentrión de la Nueva España en el siglo XVI

El presente trabajo aborda el tema de teoría de percepción y conocimiento del espacio en el contexto de la expedición española al norte de la Nueva España en el siglo XVI. Los primeros exploradores que llegaron a América en el siglo XVI tenían la intención de reclamar para la Corona española la tierra y riquezas que llamaban “Las Indias”, como referencia al viaje que Cristóbal Colón realizó en 1492. En la parte centro y sur de lo que hoy es México pudieron encontrar una gran variedad de recursos naturales, ciudades majestuosas y una población abundante. La primera fase de la conquista incluyó la destrucción de las edificaciones indígenas por considerarlas profanas y anticristianas, la evangelización de los habitantes y, por supuesto, la búsqueda de metales preciosos, principalmente oro y plata. Al correr del tiempo la empresa entró en una segunda etapa: la colonización, y cada vez llegaban más personas a sumarse a tal proyecto. La administración corrió a cargo de un virreinato, o sea, la representación en la Nueva España del rey ibérico que se encargaba de hacer llegar a España las ganancias por los hallazgos localizados.

La dinámica estaba establecida y se fueron fundando varias ciudades y provincias: Querétaro, Puebla, Nueva Galicia, Valladolid, Guanajuato, Zacatecas, entre otras. Aunque los ingresos eran abundantes, la avaricia no mermaba, sobre todo tomando en cuenta que la administración de los recursos residía en unas pocas manos. “La obtención de mercedes de tierra por méritos de campaña y favores a la Corona, fue acaparada por los capitanes de frontera, mineros y aventureros…”[1] Ante semejante situación, “…la plata, el ganado y lo desconocido, rompieron el cerco hacia el norte, empujando la frontera hacia el gran río del Norte”[2]. Habían salido de España en busca de oportunidades que no tenían en su tierra, querían mejorar su situación socioeconómica. “El éxito en tierra americana consistía para el nuevo poblador en alcanzar una posición social análoga a la de los hidalgos peninsulares”[3]. Los expedicionarios partieron hacia el septentrión empujados por la ambición y la aventura. Llegarían a un territorio inhóspito y poco favorable (en principio) a sus pretensiones.div1786

El impacto que recibieron los europeos al encontrar un medio ambiente distinto al que conocieron en el centro de México no está muy lejano de lo que le causa a un viajero de nuestro tiempo el conocer un lugar con el que no está familiarizado. Quizás los peninsulares pensaban que encontrarían una repetición de lo que había en el centro, un espacio homogéneo con tipografías repetidas, climas favorables, vegetación vasta y personas adaptadas al entorno[4].

La percepción del ambiente

Las personas van adaptándose al entorno de forma paulatina, arraigándose después al lugar que habitan, llevándose consigo su ciudad como punto de referencia a los sitios que visitan a lo largo de su vida. Cabe señalar que hay una relación simbiótica entre los humanos y el lugar donde moran, ya que al hacerlo reciben la denominación de tal lugar[5]. Es así como son entendibles los motes de nación, etnia, patria o entidad. En el caso de la exploración española en Nueva España las personas que descubrían un poblado le nombraban en ocasiones de acuerdo al lugar de donde eran originarios o porque les recordaba alguna región española; por eso es que el actual Jalisco fue llamado Nueva Galicia, lo que hoy es Tamaulipas era Nuevo Santander, Chihuahua y Durango conformaban Nueva Vizcaya, Morelia fue Valladolid, Sonora y Sinaloa eran Nueva Navarra y actualmente hay un estado que conserva la nomenclatura de aquel tiempo: Nuevo León.reyno_de_la_nueva_espana_siglo_xix

Los españoles que salieron del núcleo de México llegaron al septentrión con la intención de reclamar para sí algo de lo que carecían en el centro por estar la bonanza en poder de algunos pocos privilegiados, como apunté antes. Lo que motivó el éxodo fue el sueño de encontrar enclaves mineros que explotar y el deseo de territorialidad, aspiración universal irrefrenable de los seres humanos[6]. El arribo a un sitio nuevo donde habitar, un espacio, el cual es “una noción vinculada a la dimensión espacial de la vida humana. Sólo a posteriori se transforma en un concepto construido”[7], es decir, luego de la llegada vino el proceso de acoplamiento antes del objetivo de obtener riquezas. Una vez que consiguieron asentarse en los nuevos territorios, sucedieron entre otras cosas, el proceso de evangelización de los indígenas, delimitación del área perteneciente a la corona (en el siglo XVI era hasta el pueblo de Santa Fe) y la generación de actividades económicas como la agricultura, la ganadería y principalmente, la minería.

Las primeras expediciones

Los exploradores llevaron consigo a los misioneros, unos de la orden franciscana, otros de la orden jesuita (también había dominicos y agustinos aunque en menor cantidad). El grupo se instalaba en una región cercana a un río donde en principio acampaban y después procedían a la construcción de una capilla, sitio en el cual se llevaría a cabo la evangelización de los indígenas. A diferencia de Mesoamérica, donde había ciudades, recursos y pobladores que en su mayoría colaboraban con la empresa de conquista, en el norte las cosas eran de otra manera pues no existían condiciones como las mencionadas, “los indígenas no tenían bienes que explotar a través del tributo, ni estaban acostumbrados al yugo de un cacique, ni eran sumisos como para obligarlos a trabajar al servicio de los españoles”[8].

Ruta de Juan de Oñate

Ruta de Juan de Oñate

En 1529 salió de la capital novohispana una expedición encabezada por Nuño Beltrán de Guzmán acompañado de 300 soldados españoles y 6000 indios tlaxcaltecas. Recorrieron parte de Michoacán y Jalisco hasta llegar a la zona de los indios totorames. Tuvieron problemas por las condiciones del clima, enfermedades y hasta pleitos entre los integrantes de la caravana. En 1531 llegaron a Culiacán, enfrentaron y derrotaron a los indios, fundaron poblaciones, entre ellas la villa de San Miguel. Sinaloa es importante porque representa el punto de entrada al septentrión por el noroeste.

La misión

Culiacán se había convertido en la frontera del dominio español[9] porque la conjunción de las manifestaciones rencorosas de los nativos y las características geográficas de la zona llamaban a recurrir a nuevos métodos para ejercer la dominación. Es aquí donde cobra importancia el papel de los misioneros. Los franciscanos habían arribado junto con los soldados al septentrión, su labor principal consistía en la evangelización de los indígenas. Se trataba de allanar el camino, porque “el conquistador necesitaba a los indígenas sometidos y al mismo tiempo benevolentes”[10]. Los exploradores tenían entre sus tareas la localización de enclaves mineros con la idea de ponerlos a trabajar, y para ello echaban mano de los habitantes, mejor aún si estos estaban ya cristianizados.

Misión de San Ignacio de Caborica, Sonora

Misión de San Ignacio de Caborica, Sonora

Los jesuitas llegaron a la Nueva Vizcaya en 1591. “El procedimiento de los jesuitas consistía en agrupar a los indígenas semi-nómadas en asentamientos estables llamados pueblos de misión…con el objeto de inducirlos al trabajo sistemático en la agricultura y la ganadería”[11]. Ellos pensaban que lo fundamental era la producción de alimentos para que la gente estuviera tranquila, y consideraban que la formación de poblaciones ayudaría al proyecto de enseñanza del catolicismo y a regular las formas de conducta de los indios.

Cierre

Creo que es significativa la comprensión del entorno en que vivimos. Sin llegar jamás a la erudición, pienso que podemos hacerlo mejor si recurrimos a las herramientas que la geografía y la historia nos aportan. Así como ahora nos adaptamos al medio que nos rodea, los españoles que habían reclamado la América Septentrional para la Corona tuvieron que hacer lo propio en su momento porque querían alcanzar esa finalidad.

La Nueva España hacia 1819

La Nueva España hacia 1819

En el procedimiento de formar ciudades en Nueva España se trató de aplicar el modelo europeo en la construcción de viviendas y edificios de gobierno, así como también se incorporó el estilo occidental en los aspectos de organización política y administración pública. Parafraseando a Morin, los españoles adaptaban su idiosincrasia, su cultura, su forma de vida en el nuevo mundo, y al hacerlo, terminaban adaptándose[12]. Hoy en día entendemos que habitamos un espacio dentro de una ciudad, al que tenemos que adaptarnos sobre la marcha porque los accidentes y cambios son constantes. Así que creo que la idea final es que el espacio contiene las acciones, los valores que causan un efecto en una situación y/o condición geográfica[13]; los españoles llegaron a la América septentrional a instalar su modo de hacer las cosas y transmitieron sus conocimientos a la gente para allegarse de recursos y ayuda de los nativos, mismos que eventualmente recabarían lo aprendido y lo aplicarían en los movimientos de independencia del siglo XIX que derivarían en la formación de nuevas naciones a imagen y semejanza -a escala- del mundo occidental.

Escrito por Israel Nungaray González entre el 6 y el 21 de mayo de 2009

 

Fuentes de información

 

Internet

www.ub.es

 

Libros

 

De Castro, Constancio. La Geografía en la vida cotidiana, Ediciones del Serbal, Barcelona, 1997.

Dollfus, Oliver. El espacio geográfico, Oikos-Tau, Barcelona, 1982.

Morin, Edgar. El hombre y la muerte, Kairós, Barcelona, 1994.

Ortega Noriega, Sergio. Un ensayo de historia regional. El Noroeste de México, 1530-1880, UNAM, México, 1993.

Ortega Valcárcel, José. Los horizontes de la geografía, Ariel, Barcelona, 2000.

Romero, José Luis. Latinoamérica: las ciudades y las ideas, Siglo XXI, México, 1976.

 

[1] Luis Arnal. El sistema presidial en el septentrión novohispano, evolución y estrategias de poblamiento, en: http://www.ub.es/geocrit/sn/sn-218-26.htm, 25 de abril de 2009.

[2] Ídem, 25 de abril de 2009.

[3] José Luis Romero. “El ciclo de las fundaciones”, en Latinoamérica: las ciudades y las ideas, Siglo XXI, México, 1976, p. 59.

[4] Cf. Oliver Dollfus. “Los caracteres del espacio geográfico”, en El espacio geográfico, Oikos-Tau, Barcelona, 1982, pp. 9-29.

[5] Constancio de Castro. La Geografía en la vida cotidiana, Ediciones del Serbal, Barcelona, 1997, p. 152.

[6] Ídem, p. 151.

[7] José Ortega Valcárcel, “El objeto de la geografía: las representaciones del espacio”, en Los horizontes de la geografía, Ariel, Barcelona, 2000, p. 338.

[8] Sergio Ortega Noriega, “La penetración de los españoles en el área mesoamericana del noroeste 1530-1591”, en Un ensayo de historia regional. El Noroeste de México, 1530-1880, UNAM, México, 1993, p. 39.

[9] Ídem, p. 41.

[10] José Luis Romero, Op. Cit., p. 49.

[11] Sergio Ortega Noriega, Op. Cit., p. 52.

[12] Cf. Edgar Morin, El hombre y la muerte, Kairós, Barcelona, 1994, p. 93.

[13] Ortega Varcárcel, Op. Cit., p. 343.

Posted in Ensayos, Historia | Tagged , , , , , , , , , | Leave a comment

Sobre los Millennials

Algunos teóricos (Prensky, Berman, Irizarri-Hernández) dicen que los Millennials son los nacidos entre 1978 y 2005, otros consideran solo a los nacidos de 1990 para acá (concuerdo), otros de 1995 en adelante, etc. Independientemente de si naciste en 1980 o 1995, pienso que son las circunstancias culturales y sociales las que determinan quién es Millennial y quiénes somos Generación X, Y o Baby Boomers. De acuerdo a esta premisa, mi opinión es que eres Generación Net o Millennial si:

-Te tocó la transición del CD al mp3 y luego al streaming pero no la del LP y 8-track al casete y al CD.

-Tu primer trabajo hecho en computadora lo entregaste en primaria o secundaria.

-Nunca fuiste al cine en permanencia voluntaria ni viste 2 películas por el costo de un boleto, promoción que permaneció hasta mediados de los 90’s.

-No sabes que Bosnia, Eslovenia, Serbia, Croacia y Macedonia eran territorios de un mismo país: Yugoslavia.

-No sabes que TV Azteca antes era Imevisión.

-No sabes que el antecedente de la televisión por cable es la antena parabólica.

-Aceptas los cambios tecnológicos sin problema y te adaptas rápido a ellos.

who_why-copy

-No sabes que ganar un partido de futbol antes daba dos puntos o que estaba permitido devolver la pelota al portero con los pies.

-Prefieres trabajar en lo que te gusta aunque ganes poco.

-Aprendiste a usar internet antes de aprender a conducir o trasladarte solo(a) en autobús.

-Prefieres ver televisión o películas en línea en lugar de en el cine o DVD, y crees que cuando no existía esa opción era como vivir en la prehistoria.

-Eres multitarea, es decir, puedes hacer varias cosas a la vez sin sentir que te explota la cabeza.

-Sales a la calle y te preocupa más haber olvidado el celular que no traer dinero en el bolsillo.

Posted in Opinión | Tagged , , , , , , , , | Leave a comment